Saltar al contenido

Luchando contra el fracaso mientras mira la muerte

Entre máximas de que debes echar mano, ante las cuales te inclinarás, figuran estas dos: la una, que las cosas mismas no llegan al alma, sino que permanecen en el exterior, inamovibles; las inquietudes provienen únicamente del modo que interiormente tienes de opinar. La otra, que todo cuanto divisas, en un abrir y cerrar de ojos, va a transmutarse, cesará de existir. ¡De cuántas cosas has presenciado ya tú mismo las transformaciones! Piénsalo constantemente: <<El mundo es una mutación continua: la vida, una imaginación>>

Libro IV, Meditaciones, Marco Aurelio.

Marco Aurelio, uno de los grandes emperadores del Imperio romano, escribió un libro de su puño y letra que aún perdura en la actualidad: Meditaciones. ¿Y qué narices tiene que ver la libertad financiera, el dinero y cosas tan mundanas con Marco Aurelio?, te preguntarás.

Para mi, imprescindible. Me explico.

Busto de Marco Aurelio
Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Marcus_Aurelius_Glyptothek_Munich.jpg

Tirarse a la piscina sin agua o la parálisis por análisis

Cuando pensamos en emprender cualquier proyecto, podemos encontrarnos en dos situaciones típicas:

  • Nos tiramos a la piscina arriesgando mucho y sabiendo poco. Ya sabes, emprender mola: no gana quien no arriesga, ser dueño de uno mismo, nadie sabe qué va a pasar: ¡para qué planificar!… ¡mentira! Como te pases de vueltas puedes tomar muy malas decisiones que te cuesten años recuperarte
  • Parálisis por análisis. Tenemos miedo pues siempre en nuestros análisis entra el factor “todo se va a la mierda” y, claro, nos pondría en una situación complicada y nada deseada. Más en estos tiempos que todo cambia tan rápido. Por lo tanto, siempre estamos analizando y nunca comenzamos nada

¿Te suena familiar?

Mi perfil hasta no hace mucho estaba sumergido en esa parálisis por análisis que bloqueaba cualquier inquietud y proyecto que tuviera.

: Albert, sigo sin entender qué tiene que ver esto con las inversiones…

Yo: Dame unos minutos más…

Buscando mi óbolo para Caronte

La vida te puede cambiar en segundos. Un día estás comiendo lubina, zamburiñas, un Verdejo y buena compañía y al día siguiente ingresas en urgencias por un dolor muy fuerte de cabeza acompañado de otros síntomas desagradables. Nada malo puede ser, apenas te has resfriado durante tu vida.

Macroadenoma hipofisiario de 2cm. Es necesario una adenectomia endoscopia transesfenoidal.

Vaya…

Nada muy grave, común en operaciones neurológicas, dicen.

Recuerdo cuando estaba tumbado en la camilla hacia el quirófano. Te prometo que se te pasan muchas cosas por la cabeza. Ninguna de ellas es material. ¿Y si… pasa?

Luchar por lo que uno quiere

Y si pasa… habré luchado por lo que creo. Me hubieran quedado mil cosas por hacer, por ver, por disfrutar, por reír… por llorar, sufrir… pero siempre en medio de mi batalla, de esa pelea por lo que creemos y luchamos. No está en mi mano que Caronte recoja mi óbalo para llevarme al otro lado. ¿No nos quedará siempre algo pendiente por vivir? ¿Algún anhelo?

El estar luchando por lo que quiero es lo que me dio la paz que necesitaba. Y eso es lo que está en nuestra mano hacer en esta vida.

: como sigas por ahí dejo de leer… ¡quiero el tema de las inversiones!

Yo: Ahí vamos.

¡TOMA DECISIONES! Pero invierte lo que puedas permitirte perder

Actúa, no lo pienses más. Comienza en pequeño pero actúa ya, da el primer paso para crear el camino de tu vida, sin vivir y transitar el de otros. Qué más da lo que digan los demás, cuando llegue tu hora vas a estar tú solo con tus luchas y experiencias.

Este es el gráfico que me gusta:

olvida lo que no esté en tu mano

Tu ya tienes un colchón de 6 meses / 1 año. Vas a invertir algo que puedas perder: que no te deje fuera de juego y que te permita aprender y volver a hacer. ¡PUES QUE LE DEN A LO DEMÁS!

Vas a perder dinero, lo vas a ganar, lo vas a volver a perder y, con suerte, lo volverás a ganar. El fracaso y el éxito (ambos) forman parte del camino de mi vida. Y es el seguir el camino, no tener éxito o fracaso, lo que me ha dado la paz que necesitaba para entrar en el quirófano con una tensión y pulso similar a la que tengo mientras disfruto de un día con sol, buena comida y compañía.

Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia.

Joseph Rudyard Kipling

En definitiva, haz un análisis cuantitativo de tus inversiones. Pero no tengas miedo a arriesgar o a perder algo que no te deje fuera de juego. Lo importante es caminar por tu camino.

Y, para acabar, otra cita del gran Marco Aurelio para ligar el tema:

Un hombre no debería tener miedo a la muerte, debería tener miedo a no empezar nunca a vivir.

Meditaciones, Marco Aurelio

Por cierto, para interesados, Marco Aurelio es considerado uno de los grandes de la filosofía estoica. Para mi ha sido un descubrimiento para avanzar y perder el miedo ante sucesos que no podemos controlar (cosa muy común en inversiones).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *